Ricardo Legorreta, fue uno de los arquitectos mexicanos más importantes de nuestro tiempo.

Hablar de este gran arquitecto, es hablar de toda una gran trayectoria y un ejemplo a seguir. En el año de  1999 Legorreta recibió la medalla de oro por parte del instituto Americano de Arquitectos, el cual fue fundado en el año 1857. La gran importancia de este reconocimiento es que el instituto galardonó a grandes  figuras como Thomas Jefferson, Le Corbusier, Frank Lloyd Wrigth, Louis Sullivan, Cíésar Pelli y Louis Kahn.

Ricardo fallecio a los 80 años, dejando una de  premisas más importantes la cual es “hacer feliz a la gente con sus diseños”. Algunos  edificios más emblemáticos y reconocidos hechos en México, con los cuales logró conectar tradición y modernidad fueron; El Papalote Museo del Niño además del Museo de Arte Moderno de Monterrey, sin menospreciar la Plaza Reforma en el 2000, esto en la CDMX, solo por mencionar algunas.

Es importante mencionar que Legorreta fue embajador de la cultura nacional, con su obra en EU, Europa, Medio Oriente y Sudamérica.

 “El color no es la esencia de mi arquitectura, es una herramienta que uso a mi manera; la esencia de mi obra está en los espacios, son las proporciones, esa es la parte fundamental y más difícil de la arquitectura porque sabes si lo lograste hasta que ves la obra terminada”

Cabe destacar que el arquitecto fue un gran conferencista en los distintos países que se  presentaba, siendo invitado de honor en las universidades más importantes del mundo, tales como de Argentina, Costa Rica, México, Uruguay, Guatemala, Japón, Chile, Madrid, Palma de Mallorca, Barcelona así como en Vancouver y Toronto.

El arquitecto desarrolló una fructífera labor al establecer un despacho en Estados Unidos, donde le dedico todo su tiempo hasta el momento que dejo este mundo, el cual llevaba por nombre Legorreta+Legorreta, con la colaboración de Noé Castro, Miguel Almaraz, Adriana Ciklik y su hijo Víctor Manuel.

De igual manera Ricardo Legorreta, recibió el doctorado honoris de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Premio Imperial de las Artes, en Japón, considerado el Nobel de las artes, con lo que se convirtió en el primer mexicano en recibir dicho galardón.

En general, se puede afirmar que las obras de este importante arquitecto comparten características muy especiales como pueden ser: colores de tonalidades encendidas, iluminación en armonía con los espacios interiores y exteriores y la utilización del agua como elemento estético de los edificios.