El grafitero que reinterpreta la realidad y otras obras de arte clásicas.

El mundo del Street Art y el Grafiti, son  temas que andan en boca de todos, ya que un sinfín de artistas han sido reconocidos en el mundo del arte, gracias a esta tipo de expresionismo urbano. Aunque algunos lo consideren vandalismo,  el Street Art  sigue creciendo, y lo seguirá haciendo.

Valenciano Antonio de Felipe se dedicó a reinterpretar obras propias y de arte clásico con puro pincel y spray, dando como resultado el Graffiti Pop.

Antonio de Felipe es un artista urbano, en sus obras combina el Street Art y el Por Art, convirtiéndolo no solo como un recurso decorativo, su intención es llevarlo a un grado más alto. Cada una de sus obras tiene una historia plasmada, y los fondos que le coloca a cada una dejan mucho de qué hablar. Una de sus exposiciones tuvo lugar en la Casa de Vacas, ubicada en El Retiro madrileño, España.

Inicio en el mundo del Street Art en los 90´s, y actualmente cuanta con más de setenta exposiciones, tanto  individuales y en colaboraciones.  Su trabajo ha sido reconocido en distintos países, ya sea España, Alemania, Italia, Suecia, hasta Corea.

No solo se dedica a plasmar su arte en pinturas, también colabora con periódicos y revistas realizando el diseño de dominicales, al igual que realiza cortinillas de continuidad en una cadena de televisión.

Una de las obras que más han llamado la atención del público es buena muestra de ello: el Retrato de la Familia Real, con el que ha intentado reflejar la modernidad de una institución catalogada como tradicional.

“No me molesta que me consideren un artista comercial, en el buen sentido. Me gusta dar opciones a la gente para que puedan tener algo mío» alega ante la reacción que ha habido cuando se ha lanzado a la comercialización de sus diseños: camisetas, llaveros, carteles, vajillas, bolsos”.

Bolipop fue una de sus exposiciones más recientes,  la cual tuvo lugar en La Fiambrera Art Gallery. La cual estuvo en un periodo del 9 de febrero al 11 de marzo del presente año.

El resultado de esta catarsis profesional son los cuarenta dibujos de esta serie en los que el artista vuelve a sus primeros momentos de creación, recordando  muchos de los iconos culturales que protagonizan algunas de sus primeras obras más famosas.

No cabe duda que es uno de los exponentes  más destacados en el mundo del Street Art, seguiremos en espera de sus próximas intervenciones y claro, también estaremos al pendiente de su próxima exposición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *